domingo, 10 de abril de 2011

Invocaciones superiores.


Manuel García Estrada
                                              
Leído el Día Mundial de la Poesía, 2010. Fortín, Ver.

Tanto pero tanto amor y yo aquí... conteniendo todo ese amor en el pecho.
                       

Invoco a las estrellas más poderosas. Invoco al cielo y a la tierra, a los mares y a las llanuras, a las montañas y a las ciudades. Invoco, evoco y vuelvo a invocar. Invoco a la luna y al sol, a las campanas de todos los templos y a los cantos de todos los niños.

Viajo hacia todos mis adentros para fijar posición hacia afuera. Dejé de saber lo que no quiero porque sé perfectamente qué quiero.


I. La decisión.

Resuelto en hallar el País de las Hadas y la República de los Sueños tomo el barco a Venus que dirige Indiana. Pretendo seguir las estrellas hasta Nunca Jamás para guillotinar a Peter Pan y nacer plenamente yo.


1a  Añoranza.

Te mando un besote largo e intenso, un suspiro gigantesco por tenerte y un abrazo tibio y refrescante para tus calores más mundanos con la esperanza de calmarlos con mi lengua

Naciste en mi pecho en tormenta de invierno floreciendo entre mis sienes y exprimiendo mis sueños a favor de tus besos.

Sueño con la montaña donde vives y con las nubes en donde duermes. Sueño con tus árboles y lluvia condensados en una sola fuerza llamada Nuestra Tormenta.


Esta mañana es tan simple recordar que te recuerdo que sencillamente estás presente.




II. La aceptación (de ser náufrago en el mar de los desolados)

Estoy finalmente en las manos de mi corazón que a veces no sabe qué hacer conmigo.


Detrás de las montañas y con vista para aves y hadas el corazón palpitante tiene rostro de mar. ¿Es acaso que de entre las olas un tritón puede brotar de la mente de Neptuno?

¿Es acaso la sonrisa en rosa que muestra el verde posible de lo bueno cuando brilla entre ciudades y pueblos?

Late el sur y late el norte, vibra el viento y sueña el sol, nacen nubes y llueven ríos de alegría. Grita la aldea, canta el volcán. Ra es bueno. Horus es bueno. Los niños juegan y los ancianos danzan. Hay vida.

Podría perderme entre tus dedos que surcan mi pecho para siempre. Podría olvidarme de mis ojos en la almohada para tenerte apretado entre mis cejas. Podría soñarte eternamente en profundas realidades. Podría serenamente y sencillamente... besarte.

Dispuesto a tu cama permanezco inmóvil esperando tu sonrisa para comenzar a besarte.

Otra vez sueño con tu voz. Pero jamás llega a mi presencia porque simplemente tu no estás frente a mi.

Desolado a veces me siento. Amante eterno del amor supremo. Solo.

Introduce todo tu ser en mi mente, en mi corazón, entre mis sienes. Soy absolutamente un amante dispuesto a besarte. Sin miedo, despacio, suave, audaz, tierno, fuerte y decidido.


La entrevista.

Manuel: Busco un sueño lleno de besos en medio de la tormenta del desamor.

Entrevistador: Qué frase maravillosa! Pero seguro no es sólo frío!

Manuel: No es sólo frío... es quizás el efecto de un largo invierno en el corazón, en la piel, en la posibilidad de todo desafiando al mundo, incluso a mis propios sentimientos.

Invocación Primera

Despacio camino todas las calles de tus pensamientos con dirección a tu corazón

Ven y deja atrás las pesadillas. Seamos un sueño de hombres plenos y masculinos capaces de besar sin miedo todas las estrellas.

Sueño con tus cejas y tus labios, añoro el calor seco de tu ciudad.

Sólo a ti jamás te fui infiel.

Soy efectivamente como soy pero en un mundo con tanta hipocresía a veces debiera decir que sigo siendo virgen, pero no puedo ir contra mi esencia... soy honesto y no puedo más que ofrecer eso. Lo lamento.

No hay mejor comunicación que aquella que te permites libremente. No hay mejor casa que la tierra y no hay más sol que tu corazón.


Y tus ojos y tu cuerpo y tus dedos y tu pelo y tu voz son mi anhelo. Permanezco aquí. Lleno de besos contenidos.

Los recorridos son siempre parte de la vida. Recorrerte sería mi vida.


Pretendo ir hasta adentro.

Ven y calla, lame, besa, chupa y después mantente en casa.

(Pausa por escribirte sin tenerte. En reclamo a lo que veo a mi alrededor:

Estoy cansado de hablar con hombres del tamaño de hormiga que desean hacer de mi corazón un simple hormiguero  ).



Invocación segunda

Tengo ganas de ser absolutamente tuyo. Una hora, una noche, una semana, una vida.

Que el planeta se llene de sonrisas y que tu voz un día la tenga junto a mi con tus ojos en mi almohada

Ha llegado la hora en que decidas qué quieres y si lo que quieres es a un humano para amar... yo estoy disponible

Busco en tantos lugares sin hallarte ¿dónde te has metido? quiero poseerte con dientes, manos, brazos, piernas pero sobre todo quiero tenerte siempre entre mis sienes 

Soy el último de los cursis, el último de los amantes de cuerpos y almas integradas, no busco esculturas vivientes, busco humanos conscientes por eso ando trás de ti.

Puedes sentir abrazo, beso, sexo, sudor y sobre todo entrega cuando eres libre

Y todo comienza en el corazón, en ese que has escondido por temor a que se rompa y por ello mismo siempre acaba en mil pedazos; el sexo no es amor, es pasión, cuando lo entiendes se convierte en parte sagrada del amor

Pienso en la posibilidad de recorrer nubes de colores abrazando tu nuca con mis besos.

Pienso que aún estás en la búsqueda...yo también; no sé si aparecerás en una calle, en un parque, en un edificio... no bajes la guardia, ya nos toca hallarnos en esta vida para siempre.
Quisiera dormir contigo todas las noches y poder tomar café todos los domingos en la cafetería frente al parque. pero no estás y no sé donde estarás.
¿Por qué hay tanta gente con ideas estúpidas incapaces de permitirle al amor simplemente fluir?
No importa el idioma, importa que esté ansiando tu arribo. ya ven. Come. Vieni.


Invocación tercera.

Extraño tu sombra que apenas recuerdo, extraño tu voz, extraño tus ojos.
Definitivamente te extraño desde hace miles de años y hoy quiero ya tenerte frente a mi.
Te ando buscando y te haces del rogar, en dónde naciste esta vez? Ya hemos jugado a escondernos para hallarnos. Que sea ya en esta vida el amor que nos tenemos desde siempre. Ven.
Te ando buscando y te haces del rogar, en dónde naciste esta vez? Ya hemos jugado a escondernos para hallarnos. Que sea ya en esta vida el amor que nos tenemos desde siempre. Ven.

Invoco al alma gemela, ven para acá, estoy listo.

Explota en mi corazón tu nombre. Siento absolutamente tu presencia. Ha llegado el momento del gran beso. El momento del amor de cada día. Es el momento de tenernos.

Eterno eterno eterno mi corazón en el tuyo eterno eterno eterno mi corazón es tuyo eterno eterno eterno tu corazón es mio eterno eterno eterno ven y permanece eterno eterno eterno.


Invocación cuarta

Suave y seguro como el viento ven y tómame, traspasa mi cuerpo, aplica la más increíble simbiosis con mi alma, seamos uno solo, te he esperado mucho, pero no importa la espera sino el degustar eternamente tu voz, ojos, calor, fuerza y corazón cada mañana, noche, día, tarde serena, mañana intensa, noche apasionada.


Invocación quinta.

Te sigo esperando, ya ven.


@ManuelGarciaES en Twitter

3 comentarios:

  1. Sentir amor hace nacer la letras !!!
    Bellas letras en romance !!
    abrazo

    ResponderEliminar
  2. ¡Genial todo el amor contenido! Me encantó. Saludos

    ResponderEliminar